Qué prefieren comer los turistas en Argentina

 

Entre las fuertes atracciones para el turismo internacional, la gastronomía es clave.

Existen muchas comidas típicas de Argentina, pero no todas resultan atractivas para extranjeros. En general, de acuerdo a su procedencia pueden atreverse más o menos a ciertos alimentos, por afinidad a los que consumen usualmente.

Entre los platos más rankeados en pedidos está, por supuesto, el bife de chorizo encabezando la lista. Entrecot, ojo de bife, bife de lomo, churrasco, es el absoluto favorito en parrillas y restaurantes. No pueden creer el precio que pagan por un suculento trozo de carne, y de la calidad de las nuestras. Lo sigue, pero muy lejos, la tira de asado, a la que encuentran sabrosa pero muy grasosa. El asado ancho, el vacío y el matambre, cocidos a las brasas o a la estaca, también integran la lista de elecciones.
empanadas1.jpg
Las empanadas no son tan populares como creemos. En muchos países ni siquiera existe este formato, ni la masa. Aunque españoles, europeos orientales, latinoamericanos y norteamericanos están más familiarizados con las empanadas (tienen el estilo de los pasteles y las empanadillas), no logran convencerse del todo a la hora de pedirlas como comida.

Con las achuras el tema se complica más. Las mollejas son miradas con desconfianza, y dudan de qué parte del animal provienen. Chinchulines y tripa gorda espantan ya por su apariencia, y más cuando saben qué parte de la vaca son. Y ni hablar de las criadillas.

Una carne también solicitada, y más desde la era K, es el cordero patagónico. Famoso por ser criados en ámbitos naturales y lograr así una carne más sabrosa, están en la cima de las carnes especiales. locro.jpgDetrás se ubica el chivito. En el litoral el pescado de río también es muy solicitado, sobre todo cuando tienen un guía local que los asesore.

En cuanto a guisos y potajes tales como locro, carbonada y humita tienen buena aceptación entre alemanes y turistas de países nórdicos, aunque no tanto para europeos y asiáticos.

En materia de postres y dulces, el dulce de leche gusta, aunque no solo, pues lo hallan muy empalagoso. En helado, acompañando un flan o en tortas logra rankearse bien. Aunque su mejor actuación la tiene en los alfajores, sobre todo en el tipo costero, recubierto de chocolate. Esta especie de sandwich dulce les llama mucho la atención. Otros dulces como de cayote, tuna o arropes, aunque autóctonos, no son muy solicitados. Los alfeñiques llaman la atención, pero no logran alcanzar a los alfajores.

mate.jpgUn tema aparte merece el mate. Muchos turistas extranjeros, a pesar de la globalidad, desconocen esta costumbre.  La yerba mate no les resulta atractiva, ni por su sabor (que encuentran fuerte y amargo) ni por su aspecto, que asocian con bosta de vaca. Y la idea de sorber agua caliente en comunidad, todos con la misma bombilla, es vista como un ritual antihigiénico.

Más allá de todo esto, la cocina Argentina es cada vez más reconocida en el resto del mundo, y con el tiempo tal vez todos los platos, además de los realizados con carne, tengan su oportunidad de figurar entre los favoritos.

Claudia Caprile para ViaGourmet