Salsa golf, una Nobel

salsa golf 

Todos conocemos este aderezo color rosado. Detrás de esta simple salsa hay una historia de Nobels.

 

Aunque parece una invención muy simple (mezclar ingredientes pre hechos) hay que reconocer que quien tuvo la idea se lleva los laureles, pues esta salsa está hoy difundida en todo el mundo, y se comercializa bajo diversas marcas.

golf2.jpgEl asunto es que alguien combinó mayonesa con ketchup y, ¡voilá! Nació la salsa golf. Alguien puede decir que es tan meritorio como la creación de otro condimento, pero pensemos que quien ideó la mayonesa o el ketchup partió de ingredientes puros, a los que emulsionó para lograr el efecto deseado. Aquí sólo se trató de mezclar dos salsas ya elaboradas. Lo que no se puede negar es que esta simple acción derivó en un popular aderezo de fama mundial.

Hay dos historias para el nacimiento de la salsa golf que se ubican en dos diferentes años. Una, la considerada oficial, afirma que en 1920 el joven Luis Federico Leloir (premio Nobel de Química en 1970) estaba de veraneo, comiendo camarones y langostinos con amigos en el Golf Club de Mar del Plata cuando, aburrido de condimentarlos con mayonesa le solicitó al mozo que traiga todos los aderezos que tuviera para intentar una nueva combinación.

Luego de varias pruebas determinó que la mezcla de mayonesa, ketchup, cognac y Tabasco era la ideal para acompañar los crustáceos (en este punto me pregunto qué hacía el cognac entre los condimentos). La idea fue aprobada por quienes compartían la mesa con Leloir y decidieron bautizarla salsa golf en honor a este club.

Otra versión ubica la creación de esta salsa en 1947 y en el Club del Golf de Palermo. Y trae a escena nada menos que a otro Nobel, el Dr. Bernardo Houssay. Pero es una historia más azarosa o desafortunada, pues la salsa golf resulta de la mala suerte. El Dr. Houssay estaba comiendo y pidió mayonesa como aderezo, pero les quedaba muy poca (hay que ver que este tipo de problemas a veces pasan también en la actualidad), por lo que le trajeron también ketchup. Y uno más uno es dos, creó la salsa a la que bautizó originalmente como el club: golf (qué originalidad).

Hoy en día se consigue la salsa golf pre hecha y envasada, pero muchos prefieren armarla ellos mismos, poniendo a gusto diferentes proporciones de mayonesa y ketchup, o variando con salsa de tomates picantes. Lo que le da un toque distintivo y un aroma especial es el agregado de unas gotas de cognac.

Claudia Caprile para ViaGourmet